jueves, 21 de febrero de 2008

¿Qué mundo estamos creando?

Hoy no voy a hablar de comics, ni de nada que tenga que ver con el mundillo de la historieta. Y todo esto, porque ayer leí una noticia que me dejó los pelos de punta. Fue la noticia de la agresión de seis adolescentes a una chica de 15 años. Desde que leí ayer la noticia no me la podía quitar de la cabeza. No es la primera vez que aparece una noticia parecida, pero esta vez la crueldad de la agresión me tocó aún más todavía.

Pero no voy a hablar de esta agresión. Creo que esto tiene que llevar a una gran reflexión sobre la sociedad que estamos creando. ¿Cual es la causa? ¿Cual es la solución? Seguro que estos días oimos soluciones mágicas y populistas como rebajar la edad penal o aumentar las penas que se impongan. Eso es lo que puede salirte visceralmente. Pero no creo que sea una buena medida. Ya tenemos como ejemplo a los EE.UU. donde existe la pena de muerte y se juzga a menores como adultos. En este caso, no han conseguido disminuir la delincuencia ni los delitos. Personalmente creo que hay que atacar el problema en su raiz para prevenir estos sucesos. Es mejor no ser agredido a ser agredido y que el responsable sea condenado a una pena mayor.

Durante muchos años he sido monitor de chavales. En general de chavales de 9 años a 18. He ido viendo como han ido cambiando los chavales con el paso de los años. Y tengo claro quienes son los principales responsables de que veamos estos sucesos de agresiones: los padres y los responsables políticos que no lo ponen nada facil. He visto como los padres han ido cada vez siendo más calzonazos y más 'colegas' de sus hijos. Y no digo que ser padre sea facil. Pero por lo menos tienes que asumir ciertos sacrificios:

  • Ya vale de dejar a los niños frente al televisor todo el día, ponte a jugar con ellos.
  • Ya vale de pasar de él porque llegas cansado del trabajo.
  • Ya vale de decirle que si a todo porque no te apetece discutir o vas a pasar un mal rato o porque el niño se va a frustar.
  • Ya vale de dejar al colegio como único responsable de la educación de los hijos. Los principales responsables son los padres. La educación no se subcontrata.
  • Ya vale de educar a los chavales en que piensen sólo en ellos mismos y en ser los primeros.
  • Ya vale de comprarles todo lo que quieren. Es mejor comprarles lo que necesitan.
  • Ya vale de justificar cualquier cosa que hagan. Tu hijo no es siempre un santo.
  • Ya vale de pasar de tu hijo y preocupate de quienes son sus amigos, de lo que hace cuando está fuera de casa. Échale la bronca el día que llegue borracho. Háblale de los peligros de las drogas y cómo decir que no. Hablale de como disfrutar de su sexualidad de una forma sana. Habla con tu hijo de como se siente, de las cosas que le gustan y de las cosas de las que tiene miedo.
  • Ya vale de defender a tu hijo cuando un profesor le castiga o habla con vosotros y os dice que el comportamiento de tu hijo deja que desear. Lo más seguro es que el profesor tenga razón.
  • Ya vale de educar en el consumismo porque si su vida se basa en el tener, nunca serán felices. Siempre querrán tener más. Educales en ser mejores personas que se dan a los demas. Porque el trabajo por los demás les va a llenar y les hará felices.

Pero no todo es culpa de los padres. Nuestros gobernantes no lo ponen facil:

  • Se eliminan los examenes de Septiembre porque si un niño estudia en verano se frustra. Resultado: el chaval que no estudia durante el curso, sabe que va a poder disfrutar del verano. Con lo que no estudia ni durante el curso ni en verano.
  • Se puntua por cualquier cosa en los examenes para que el niño no se frustre por no sacar cinco. Además se elimina el cero porque eso si que frustra a los niños. Resultado: estudian menos porque es más facil aprobar.
  • El profesor no puede expulsarles de clase, no puede hacer nada porque si no sería o maltrato físico o psiquico. Resultado: No hay quien controle a los alumnos en clase.
  • Los niños tienen todos los derechos y ninguna obligación. Resultado: ¿Como se controla a los niños que se saben que son intocables?
  • Se prohibe dar un cachete o un azote a los niños y se porpone razonar con ellos. Resultado: En sus primeros años los niños no tienen todavia desarrollado el raciocinio completamente. ¿De qué vas a razonar?

Y visto esto, ¿que voy a hacer con mi hija? Pues me parece que va a ser dificil educarla. Ya que su madre y yo no vamos a ir por la deriva que existe actualmente en la educación de los niños. En casa hay normas y todos las cumplen. Juego con niña aún después de llegar del trabajo. Mi hija verá la televisión con nosotros. La educaremos para que piense primero en los demás, para que tenga una opinión crítica de las cosas, para que vea más allá de la superficie, para que cumpla con sus obligaciones, para que no caiga en el consumismo salvaje,... Va a ser muy dificil remar contracorriente. De todas formas, ya fui objetor de conciencia a la mili, así que no me va acostar nada ser objetor de conciencia a los normas y leyes absurdas que se saquen.

Resumiendo, nuestra generación debería de ser una generación de frustrados y llenos de traumas porque nos hacían comer todo lo del plato, porque nos obligaban a estudiar, porque alguna vez nos dieron un cachete, porque nuestros padres a veces nos decian que no, porque no nos compraron todo lo que queriamos,... Pues lo siento, mis padres me educaron de maravilla y siento admiración por todos los sacrificios que hicieron por nosotros y por la educación que no dieron. Yo sólo espero llegar a ser lo más parecido a ellos.

Pero que mal cuerpo me ha dejado la noticia. ¿Estamos a tiempo de corregir y de hacer desaparecer la bestia que estamos creando?

3 comentarios:

Superlayo dijo...

Ole, ole, y ole. Más razón que un santo, caray. Y de todas esas cosas somos conscientes hasta los veinteañeros y más jóvenes incluso.

Que hay mucho cambio de nuestra generación a las de ahora, con muchísimo menos respeto por nada (yo también estoy de monitor).

¿Tiene solución? Puede. Lo malo es que no puede ser global, no creo que ninguna iniciativa legal pueda arregrarlo, sino que los cabezas de familia tienen que responsabilizarse y hacer honor a su nombre (es decir, tener de verdad algo de cabeza).

Espero que la cosa mejore, porque si no, dentro de unas décadas serán este tipo de individuos los que "gobiernen" (en el sentido de que estarán en el estrato de edad más importante, laboralmente hablando) el mundo. E imaginaos como saldrán sus hijos...

Carlos dijo...

Amén.

Mis padres son maestros, y me cuentan todo lo que dices día sí, día también.

Santiago Chiva de Agustín dijo...

La crisis económica mundial es una oportunidad para aprender a ser moderado en los gastos y enseñarlo a los hijos. Creo que en la propia familia es donde aprendes a llevar una vida sencilla evitando caer en un consumismo materialista absurdo. Sólo con el ejemplo se puede enseñar a los hijos a ser sobrios en los gastos: esto es sacrificado para los padres, pero merece la pena.
Un saludo desde Granada (España).

Santiago
http://opinionciudadano.blogspot.com/