martes, 9 de enero de 2007

Como en el camarote de los hermanos Marx (Parte II)

Y siguiendo con la historia de mis ingenios para guardar los comics. Me había quedado en que había subido los comics en cajas encima de los armarios de mi cuarto.


Pero toda solución es temporal y llega el momento en el que es imposible conseguir más sitio. Y entonces… ¿Qué es lo que haces? Lo único que tenías vedado hasta el momento. ¡Vender comics! Pero tampoco es para tanto, ya que escoges escrupulosamente los que menos te han gustado o, aunque no lo parezca, los que nunca te han gustado y los vendes. Más bien los mal vendes.

De esta forma, mantuve un cierto equilibrio entre lo que entraba y lo que vendía. Pero llegó el día en que mi hermano mayor se fue de casa. Creía que iba a ser el paraíso, pero ocurrió que se fue él pero no sus cosas. Así que tuve que esperar un tiempo hasta que el que se fue de casa fui yo. Y en ese momento pensé que me montaría el paraíso del comic en mi casa. Hay que tener en cuenta que me independicé yo sólo. Y la verdad es que conseguí el templo friki por excelencia. Diseñé un armario de baldas, compré las tablas y me monté el armario de baldas yo solito. Imaginaros como me sentía teniendo un armario de baldas de 1,80m de ancho por 2,40m de alto. Y todo lleno de comics, DVDs y CDs.

Pero todo lo bueno se acaba. Llegó el día que me casé (el mejor día de mi vida) y en ese estado civil, lo que importa es lo que compartes. Mi mujer ya había leído unos cuantos comics (Bone, Midnigth Nation yWatchmen entre otros) pero no nunca se ha convertido en aficionada a los comics. Y llegó un día en el que me planteó que no podía tener ese pedazo armario en la habitación (precisamente no tenemos una mansión). Y tengo que decir que tiene toda la razón. Esta afición ocupa demasiado y cuesta más todavía (pero eso es tema para otro post). Así que ahora me estoy deshaciendo, más bien vendiendo, todos los comics salvo los que considero imprescindibles (que son unos cuantos).


Como veis mi periplo para guardar los comics ha sido largo y arduo. He ideado métodos diferentes para poder mantener el mayor número de comics, pero como todo en la vida, hay que ir adaptándose. Lo que me queda es que el día que sea padre, intentaré transmitir mi afición a mis hijos. Pero para eso todavía queda tiempo. Y vosotros ¿Cómo lo hacéis para guardar los comics?

2 comentarios:

Kar dijo...

Yo hace año y pico que he retomado mi afición por los cómics, aprovechando que estoy terminado ya y empiezo a tener dinero, así que por ahora no tengo muchos problemas de espacio y económicos. Además, mis amigos se compran muchas cosas que me interesan leer y así no tengo que guardarlas ni que comprarlas.

¿Dónde estás vendiendo tus cómics? en Ebay? Lo digo porque puedo estar interesado.

Doctor Gorrión dijo...

Qué suerte tienes con tus amigos!!!. En mi entorno nadie lee nada de comics. Así que me lo tengo que sufragar todo. En cuanto a la venta de comics los que vendo los puedes ver en la siguiente direccion:

http://universomarvel.com/forum/index.php?topic=7501.0

En mi perfil de universomarvel aparece mi correo por si quieres algo.