miércoles, 23 de enero de 2008

Fin del kiosko, ¿fin del mundillo comiquero?


Hace unos cuantos días saltó a la blogosfera la noticia de que cierta editorial abandonaba la distribución de sus cómics en los kioskos. Para algunos, esto es el fin del mundillo comiquero ya que el kiosko ha sido una pieza fundamental en nuestra adicción a los cómics. Pero ¿no hay otra forma de iniciar a chavales en este mundillo?

El abandono del kiosko se veía venir desde hacía tiempo. Con el aluvión de coleccionables y todo tipo de revistas, los cómics estaban cada vez más relegados dentro del kiosko. Si a esto añadimos que la distribución es un autentico cáos, el paso de dejar el kiosko es lógico. Pero entonces, ¿que se puede hacer para tapar ese agujero?

En mi opinión, hay que adaptarse a los tiempos que corren. Por una parte, los hábitos de los chavales han cambiado. Muchas veces acceden al mundillo a través del anime y esos mismos chavales son los que vemos en las librerías especializadas de nuestras ciudades. A estos ya les ha enganchado la televisión. No les hace falta el kiosko.

¿Y los que no tienen una librería especializada cerca o no les gusta el anime? Pues existe otra solución: los centros comerciales. Sólo hace falta pasearse por un centro comercial (casi todo el mundo tiene uno más o menos cerca) un fin de semana, para ver a familias enteras pasando el día allí: compras, comida, cine,... Creo que ese debe ser un nuevo escaparate para los cómics.

Pero en todo esto existe un peligro, la tendencia a los tomos y en especial a los tomos de lujo, que hacen imposible que un padre le compre a un hijo un tomo por 15€, por ejemplo. Creo que las editoriales tienen que apostar por un formato barato, con una edición decente, no hacen falta virguerías, para que los chavales puedan engancharse al mundillo. Creo que formatos como el de Universo DC de Planeta pueden ser una posible solución. Es un producto a buen precio para las páginas que tiene y que permite exponerlo en un centro comercial.

Lo que si es cierto, es que si el cómic no se adapta a los nuevos tiempos, poco futuro le queda. La competencia es muy dura (peliculas, videojuegos, consolas,...) y hay que espabilar.

3 comentarios:

Ternin dijo...

Lo malo no es lo del quiosco sino que con el rollo tomo, a ver el niño que compra comics.

Álvaro Pons dijo...

Panini deja los quioscos, pero llega Glénat con sus mangas.
Y lo del rollo tomo no lo veo tan problemático. A todos nos han comprados álbumes de mortadelo y Astérix nuestros padres..

Sir Camoran dijo...

La verdad es que mis padres me compraban tomos de superhumor o axterix sin problema. Lo que veo más problemático son los tomos extra-caros, que alguno de los BoME (15 euros por 100 paginas!) son demasiado caros como para que pique alguien que no sepa de qué va el contenido.

He hablado de algo parecido en mi blog, si te interesa sólo tienes que seguir el enlace de mi nombre.

PD: Por cierto, que creo que he posteado antes por aquí, con el nombre de Carlos, pero ahora tengo blog y me he tenido que buscar algo más artístico :P