miércoles, 16 de enero de 2008

Desmontando el santuario (1º Parte)

¿Que puedes hacer si el sitio ocupado por tu santuario de cómics debe ser desmantelado? Hace casi un año que me encontré en esta situación ya que me enteré que iba a ser padre y el cuarto en el que guarda todos mis cómics iba a pasar a ser el cuarto de mi hija.

En ese momento pasaba una etapa, que todavía dura, en la que estaba bastante hastiado de muchos de los cómics que se editaban e indiferente ante las noticias de venían de los USA. Así que ante la problemática de reducir el espacio ocupado por mis cómics, decidí deshacerme de todo lo que no fuera indispensable para mí y ese hastío me ayudó un poco a deshacerme de la mayoría de los cómics que tenía. Para que os hagáis una idea, en ese cuarto tenía un armario de baldas a medida de los cómics hecha por mi. Su tamaño era de 1,80m de ancho por 2,40m de alto. Aun así, ahí no me cabían todos los cómics que tenía.

Lo primero que hice fue hacer una lista de los cómics que ya no me decían nada. En esta primera etapa me deshice por primera vez de cómics de La Patrulla-X (etapas de Scott Lobdell y Chuck Austen). A partir de ese momento, en el que mutilé mi colección completa de La Patrulla-X fue mucho más fácil deshacerme del resto de cómics.

Me releí cómics que en su día me dejaron buen sabor de boca aunque sabía que no eran obras maestras. De esos, la mayoría fueron puestos en la lista de cómics desahuciados. ¡Hay que ver que mal envejecen la mayoría de los cómics! No es que yo haya madurado y por eso no me gusten ya que la mayoría de los cómics que conservo fueron editados en la década de los 80 y la mayoría de los desechados eran de la década de los 90.

La última etapa fue la de colocar los cómics que me quedaban en el nuevo lugar que iban a ocupar. Ese lugar era limitado. Así que fui metiendo lo que yo consideraba imprescindible. Poco a poco fuí colocando La Patrulla-X, Factor-X, Excalibur, Cronicas de Atlantis, JLA:Otro Clavo, Thor de Simonson, Nuevos Titanes de Wolfman, Valerian, Peter Pan, Liberty Meadows, Watchmen, V de Vendetta y otros muchos. Y los que no entraron, pues me deshice de ellos.

No fue fácil deshacerme de toda esa cantidad de cómics, pero era imprescindible. De todas formas, hay que ver la cantidad de cómics que tenemos y que sabemos que es casi imposible que los volvamos a leer por falta de tiempo. La verdad es que ocupamos más sitio del que es necesario y hacer una limpieza de vez en cuando es una labor que realizo de forma periódica.

4 comentarios:

Sir Camoran dijo...

Desde luego que hay que hacer limpieza de vez en cuando, pero... ¿qué haces los cómics deshauciados? ¿Los donas? ¿Los vendes? ¿Los tiras?

Doctor Gorrión dijo...

Eso lo contaré en la segunda parte de esta entrada.

Ternin dijo...

Arrggg. Somos alamas gemelas. Ahora mismo me estoy deshaciendo de mucho material de mi armario para los tebeos para la confeccion del nido!!!

Por cierto, estaba apunto de escribir un post parecido

Doctor Gorrión dijo...

Dios mio!!! Por fin un alma gemela!! Creia que estaba sólo en mi universo ;P. Pues si quieres algún consejo aquí me tienes, aunque creo que en esto de deshacerse de gran parte de tus cómics , es muy difícil dar algún consejo.

Por cierto, ten en cuenta que una vez que nazca... el tiempo dedicado a leer se reduce casi a cero.

Estaría bien leer tu experiencia. Ya comentarás.